Mujer Corteza

©Mujer Corteza

©Mujer Corteza

MUJER CORTEZA: COLLAGES, NATURALEZA Y SOCIEDAD

Os presentamos el trabajo de la artista que bajo el nombre MUJER CORTEZA, explora nociones que tienen que ver con la piel, con las máscaras y con cómo el ser humano interactúa con la naturaleza.

Mujer corteza se mueve en la interacción entre naturaleza y ser humano. Más allá de lo evidente (las cortezas aluden a las capas protectoras que sumamos a nuestra capa natural, la piel), Mujer Corteza es la materialización del descontento de la artista, pero también el potencial de la belleza y la posibilidad de la disidencia respecto a lo normativo. Es la composición a partir del dolor y del reciclaje de material diverso.

Sus collages son composiciones tridimensionales que aúnan en un mismo espacio visual papel, cortezas y virutas de árbol. A veces, también, pelo de palmera y piñas. Composiciones sobrias y cuidadosamente diseñadas que abordan la complejidad de las ideas y de las emociones con un lenguaje visual personal y minimalista aunque sin perder fuerza y vitalidad. Un proceso en el que la artista se adentra como ejercicio catártico de búsqueda y comprensión del mundo que nos rodea.

 

Siempre desde una mirada profundamente personal, Inma Flor, la artista detrás de este proyecto, ahonda en su experiencia del confinamiento y de la pandemia en estas cuatro piezas que aquí os mostramos. Temas como el de la violencia de género, el empoderamiento de la mujer, las personas mayores y las vidas confinadas de los niños, se entrelazan en sus delicadas creaciones en las que aborda problemáticas derivadas de este año y medio de pandemia y sus efectos en la vida de las personas. Un virus que hizo estallar por los aires nuestra manera de vivir y de relacionarnos.

 

©Mujer Corteza

El miedo lo explica todo, 2020. Collage tridimensional. Materiales: cortezas de árbol y papel. Soporte: papel de 300gr. Tamaño A4. Pieza única. © Mujer Corteza

Ella: Deborah Kerr, Helensburgh, Escocia; 30 de septiembre de 1921- Botesdale, Suffolk; 16 de octubre de 2007)  Árboles del Paseo Del Prado, Madrid, España, Plátanos Occidentalis L

EL MIEDO LO EXPLICA TODO remite a las mujeres que sufren y han sufrido violencia de género; una situación que se vio agravada por el confinamiento y la convivencia diaria con sus agresores. Doy por hecho que el miedo no lo explica todo, pero entiendo que el miedo está ahí y forma parte de sus vidas.

 

©Mujer Corteza

A(r)matas y poderosas, 2021. Collage tridimensional. Materiales: corteza de árbol, pelo de palmera y papel. Soporte: papel de 370gr. Tamaño A3. Pieza única © Mujer Corteza

Imagen: El País Semanal. Fotografía de Papo Waisman. Maquillaje de Jose Carlos González. Estilismo de Sara Fernández. Modelo: Osme (pequeño gran homenaje)

A(R)MADAS Y PODEROSAS nos interpela desde el empoderamiento de la mujer en los diferentes ámbitos (personal, social, profesional…), unas mujeres que han sido clave no solo en la gestión de la pandemia, sino también en el mantenimiento del tejido social que nos ha permitido sobrevivir.

 

El poso de la sabiduría, 2020. Collage tridimensional. Materiales: cortezas de árbol y papel. Soporte: papel de 300gr. Tamaño A4. Pieza única. © Mujer Corteza

Árboles del Paseo Del Prado, Madrid, España, Plátanos Occidentalis L

EL POSO DE LA SABIDURÍA es un pequeño homenaje a nuestros mayores, unos mayores que se convirtieron en el sustento personal y económico de muchos durante el confinamiento.

 

Ángeles quemados, 2021. Collage tridimensional. Materiales: corteza de árbol, pelo de palmera y papel. Soporte: papel de 370gr. Tamaño A4. Pieza única. © Mujer Corteza

Imagen: El País Semanal. Fotografía: Daniel Riera. Estilismo: Brais Vilasó. Árboles del Paseo Del Prado y del Retiro, Madrid.

ÁNGELES QUEMADOS habla de todos esos niños que vieron su vida mermada y limitada a las cuatro paredes del hogar durante el confinamiento. Algunos de ellos pasaron largas jornadas en espacios poco habitable y escasamente preparados para poder seguir con la actividad escolar debido a la falta de acceso a las nuevas tecnologías.

Sobre su proceso creativo, ella misma lo explica así:

“Sentir es un modo de conocer. Sentir las cortezas me conecta a la naturaleza, a la vida de la que muchas veces me protejo con máscaras y más máscaras superpuestas. Cuando esas máscaras son innecesarias (terapia de por medio), desaparecen y la mente sana. De hecho, cualquier árbol se sana continuamente dejando marchar (caer) a las cortezas, porque si no se asfixiaría (su savia no podría circular con normalidad). Forma parte del ciclo natural de la vida, que no es otro que el de sanarse continuamente para poder subsistir.

¿Hay mejor símil? Son precisamente esas cortezas caídas las que recojo yo e incorporo a mis collages. Trabajo con los traumas del árbol. Una vez que él los ha superado, me enseña a mí cómo superarlos, cómo hacer ese aprendizaje.

Ya en lo artesano, mi proceso creativo se alimenta de hallazgos fortuitos en los que se vislumbran también procesos mentales que cualquier psicoanalista pondría sobre la mesa emocional del paciente (o artista). De hecho, Picasso, considerado el creador del collage por su obra “Naturaleza muerta con silla de
rejilla” (1912), decía “yo no busco, encuentro”, y es ahí donde yo me visualizo a la hora de crear, a la hora de escoger las piezas (papel, cortezas, virutas) y entremezclarlas hasta que, casi por sí mismas, se ubican en el lugar perfecto y, ¡voilà!, la obra ya está terminada.

 

Si quieres conocer más acerca del trabajo de Mujer Corteza y adentrarte en el universo collagista de esta artista, esta es su web https://www.mujercorteza.com

Y si quieres descubrir a la mujer detrás del proyecto, aquí te dejamos la web de esta mujer sin corteza, inquieta e imparable, artista, comunicadora, fanzinera, emprendedora y gestora cultural: Inma Flor http://www.inmaflor.com